TEATRE GAUDÍ BARCELONA (Sant Antoni Maria Claret, 120)

Del 27 d'abril al 29 de juny. Dimats, a les 20.45h. P: 18€

dimecres, 28 d’abril de 2010

DIGUES LA TEVA!

Què t'ha semblat l'obra? Què és el que més t'ha agradat i què hi trobes a faltar? Quin és el teu personatge preferit? T'agradaria preguntar alguna cosa a l'autor, director o els actors de Anita Coliflor? Aquest és el teu espai... NO ET TALLIS!

divendres, 23 d’abril de 2010

DOSSIER I IMATGES DE L'ESPECTACLE

Dossier de l'espectacle...........clica aquí
Cartell de l'espectacle (feu clic sobre la imatge per descarregar-la)









Fotografies de l'espectacle (feu clic sobre la imatge per descarregar-la)

dijous, 22 d’abril de 2010

QUÈ S'HA DIT D'ANITA COLIFLOR...

Notícia a EL PUNT clica aquí
Notícia a ELTER clica aquí

Palabras del dramaturgo JOSÉ SANCHIS SINISTIERRA:
Camino al andar
Uno de los problemas de la vida teatral catalana -y no sólo catalana- radica en
la desproporción existente entre la efervescencia cuantitativa y cualitativa de
las jóvenes generaciones que pugnan por expresarse a través de la escena, y la
escasez de oportunidades que el medio les ofrece. Por eso, terminar el
período de formación en la escuela -sea pública o privada- y tratar de acceder
a la práctica profesional es, las más de las veces, un largo y áspero camino
hacia la desilusión y la renuncia.
La alternativa más rica, y a la vez la más peligrosa, consiste en agruparse en
torno a un proyecto concreto y ponerse en marcha, en la confianza de que el
quehacer artístico, la obra bien hecha, fruto de la pasión por el teatro y del
rigor en el trabajo, tarde o temprano alcanzan a su público y justifican todos
los esfuerzos.
Me consta que tal pasión y tal rigor se dan, y sobradamente, en este equipo de
jóvenes actores que, agrupados en torno a Pablo Rosal y dirigidos por él, se
enfrentan además a un texto suyo tan brillante e insólito como Anita Coliflor,
tragedia de brebajes, que fluye por cauces muy alejados de la (a menudo)
homogénea y previsible dramaturgia emergente.
Desde una poética difícilmente clasificable, pero no muy alejada de la mejor
tradición del non sense, el espectáculo apela con humor y extraño lirismo a
una gozosa dislocación de los estereotipos teatrales... y sociales.
Vaya, pues, todo mi aliento para esta nueva aventura que ha escogido otra
forma de hacer camino.
Comentari d'un espectador al seu blog clica aquí